,

El mensaje eres tú. La primera impresión y la imagen que proyectas.

“No hay segunda oportunidad para una primera impresión”

  1. Wilde.

 “Te reciben como te presentas, te despiden como te comportas”

  1. Quevedo.

La Importancia de la Primera Imagen

Hablar en público a menos de que sea en la radio, tiene un componente esencial que muchas veces pasa a segundo plano como es la Imagen. Lo cierto, es que estamos tan centrados en el texto, en lo que queremos contar, que obviamos que además de oírnos nos van a ver. Son muchos los estudios que nos demuestran la importancia de la primera imagen, de lo rápido que se crea y de lo difícil que resulta modificar posteriormente esa idea. Nos formamos una idea de alguien con un “simple” vistazo. Dicen que son 7 segundos los que pueden marcar tu éxito, solo 7, así que se consciente de ellos.

 

Técnicas a Dominar

Respecto al vestuario o la imagen más externa, te recomendamos en términos generales ir adecuado al vestir y sentir de tu público y del acto, prendas discretas, pocos colores, en buen estado y de tu talla, evita el uso de marcas, ojo con complementos llamativos (joyas, relojes, gafas,…). Por otra parte y ya que tienes que ser tu,  cada vez más, se rompen los protocolos o exigencias del vestuario y eso puede darte oportunidad a marcar tu personalidad. Al final queramos o no, por acción u omisión nos expresamos con nuestro vestir. Es curioso, pero durante unos años ejercí la política y me desmarqué en cuanto al vestuario de este sector, ya que en general no usaba traje ni corbata. Con los últimos hechos en política ( la actual renovación), se ve normal pero puedo deciros que más de una persona me comentó inquisidoramente la falta de uso que hacía de la corbata. Por el contrario, seguí siendo visto por los ciudadanos como uno más y he de reconocer que me encontré con comentarios sobre mi buen estilo, mi rollo moderno, mi cercanía a la gente,….Creo humildemente que supe usar el vestuario a mi favor.

7 Número Mágico

A los “7” segundos podemos añadir otro dato que también es con “7”, y es el porcentaje de lo que influye el contenido. Se estima que cerca del 55% de la comunicación o de lo que recibe el oyente de una charla procede del Lenguaje no Verbal, que un 38% se debe a factores sonoros como tu voz, entonación, acento, silencios, énfasis,….Y solo al final un 7% es producto del contenido.

El mensaje eres tú, todo tú

Además querría apuntarte, como sucede en el teatro, que no solo actúas en el momento que intervienes, eres un emisor constante de comunicación e ideas. Como los actores, desde el maquillaje a tu vestuario influyen, pero sobre todo que sepas que te evalúan cuando entras a la sala (ellos te ven desde que llegas), que te observan mientras otros están hablando, que ven tu porte sentado o en el atril, tu caminar, tu expresión gestual y no verbal, tu estilo, atención o cansancio. Lo siento, tus palabras pueden engañar, pero tú como Mensaje es complicado que lo consigas. Se consciente que durante todo el acto eres un Elemento Significante o Emisor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *